Home

Albricias desde LOCOmbia

Suenas cacerolas, columna El Colombiano, nov. 28

cacerolaMarché por primera vez a los once años, el viernes 10 de mayo del 57 cuando sacamos del poder al general Rojas. Participé en ese jolgorio libertario de pantalón cortico.

No sabíamos con qué se comía un general pero la pasamos rico porque no hubo clases. Valió la pena vivir para tumbar a un chafarote. 

62 años después, el 21 de noviembre que ya pasó, volví a marchar sin moverme de la casa. La violencia en sus distintas advocaciones me devuelve hasta el primer tetero.

No me esperen en la calle. Haría la revolución pero cómodamente sentado, haciendo locha.  Me sumé a la dialéctica de la cacerola porque es más efectiva que las demás formas de lucha.

La cacerola se ha convertido en convincente instrumento de agitación de masas. En dueto con la cuchara, la cacerola es la voz de los que no tienen voz.

El cacerolero es un conspirador con una cierta sonrisa. En Locombia ya no hay que temerle al ruido de sables sino al bullicio pacifista de la primera dama de la cocina.

Nadie sabe dónde va a caer este globo pero si suenan las cacerolas es porque mínimo seis personas le estamos diciendo al gobierno que por ahí no es la cosa. Esas personas son las conocidas y anónimas yo, tú, él, nosotros, vosotros, ellos.

Si algún reportero le pregunta por el ruido de cacerolas de estos días, el presidente no podría revirarle: ¿De qué me hablas, viejo?

El diccionario de la Real Academia Española la define  como “vasija de metal, de forma, cilíndrica, de poca altura, con asas, utilizada para cocer y guisar”.

Propondré otra acepción para la próxima edición: Cachivache de cocina que en complicidad con una cuchara puede tumbar gobiernos u obligarlos a enderezar rumbos.

Desde que el hombre de a pie decidió hacer política sin destruir los bienes públicos o privados amo más la cacerola en la que me preparo mi plato estrella: el arroz con huevo.

Quiera la Chinca de La Estrella que ahora que el gobierno está contra la pared no le dé a medio país por exigir cosas. Para dar ejemplo, no pediré que me nombren ascensorista en la embajada en Washington para espiar la lengua triperina del embajador Pachito.

El alcalde electo de Medellín Daniel Quintero debutó en sociedad proponiendo otra constituyente. Así como en los guayabos terciarios el sujeto le mete de todo a ver si se alivia, en momentos de crisis nunca falta quien proponga constituyentes. Perogrullo aconsejaa  aplicar remedios caseros disponibles. Tenemos leyes hasta para atravesar un paso cebra.

Renuevo mi apoyo al nuevo grupo de presión, su pacífica majestad la cacerola, adicionado con este llamado de Denis Cruz la hermana de Dilan, el joven estudiante que murió por culpa de un arma del Esmad:

“Lo que quieren nuestras generaciones es paz, no más ataques a nosotros mismos, no más violencia, no más crueldad, no más atropellos contra el otro”.

Foto

Read More »

Orinada en first class

lufthansaAquí donde me ven pero la vida me dio la oportunidad de orinar en first class. Ya puedo desocupar el amarradero. Confieso que he vivido. Y meado.

Aclaro que no pagué esa primera clase en Lufthansa. Como hubo déficit de ricos en un vuelo entre Fráncfort y Bogotá, el piloto nos invitó a pasar a primera. Eso de estar arriando first class a toda hora toda la vida es una jartera.
Quienes no salen de primera saben que el cliente se apoltrona y de una las azafatas le están embutiendo trago. Ese día me decidí por un coctel de cuyo nombre no puedo acordarme (¿Americano?). Era algo así como gasolina para aviones. En par minutos estaba “volando”. Read More »

Viaje a través del muro de Berlín

muro 001A raíz de la fiesta por los 30 años de la caída del muro de Berlín, sería egoísmo de mala ley no compartir mi experiencia cuando lo atravesé en pleno tierrero este-oeste.

Marzo de 1985.- Macondo también queda en Europa: Gracias a la fría guerra, la ausencia de libertad en la RDA se convirtió en atractivo turístico. Irónicamente, lejos de casa, descubro el privilegio de comer y dormir en libertad.

Instalados en el bus, el severo guarda de la República Democrática Alemana, RDA, nos mira con cara de quien jamás ha sonreído. Su rostro es un lunes perpetuo. Bueno, es su forma de ejercer el comunismo.

Nos aprestamos a viajar a través del muro de Berlín un abrazo de boa de 163 kilómetros de cemento que rodea a Berlín Occidental. Un prepotente pullman occidental que chillará con el entorno vehicular del proletariado, será el encargado de movilizar la “mercancía” capitalista de carne y hueso.

El policía revisa la foto del pasaporte. La compara varias veces con el original que tiene al frente. Finalmente, se convence de que foto y sujeto son la misma cosa, perdón, la misma persona. Después de semejante escrutinio, también me convenzo de que yo soy yo. Read More »

Cambalaches (Publicada en El Colombiano, nov. 21, 2019)

thumbnail_marianito diego ivan 001(1)Poeta Jorge Valencia Jaramillo: Lo ví posando en el cementerio libre de Circasia donde descreídos inmortales como sus amados Mozart y Borges se sentirían como en casa. ¿Estaba dejando su hoja de vida?

Un escéptico que finalmente no clasificó para pernoctar allí eternamente es el novelista Gustavo Álvarez Gardeázabal. Tenía listo su nicho pero hubo cambio de administración y le tocó buscarse otro cambuche.
El ninguneado Gardeazabal pidió posada en el viejo cementerio de San Pedro, de Medellín, alguna vez llamada mcementeio de los riicos. Le aceptaron el cambalache y quedará cerca de don Tomás Carrasquilla y de su paisano Jorge Isaacs.
Si desea asistir, el martes a las seis en punto de la tarde será la entronización de la escultura de Gardeazábal de tres metros de alto por ochenta centímetros de ancho a la cera perdida, obra del maestro Jorge Vélez. Buses a todos los barrios, damas sí pagan por tratarse del tulueño.

Presidente Samper: Lo ví con ojos golosos echándole los perros a la bella chapetona Eva que lo entrevistó para RCN televisión. Read More »

A su manera, El colombiano

juance epifanioRecibió pagana, no cristiana sepultura. En lugar de homilía hubo animadas tertulias la tarde del sábado 9 de noviembre cuando murió por exceso de vida. La conversación fue la mejor forma de decirle adiós a Juan Cristóbal Mejía, Juancé.

A los 78 años se volvió eternidad un señor íntegro (“los Mejía Valderrama somos impolutos”), recio, talentoso, franco, divertido, sabio, perverso, escéptico, polémico.

“Es muy duro no tener con quién pelear, argumentar o simplemente especular…. Nada que me guste más que una buena discusión, con argumentos de parte y parte…”, había dicho en algún correo enviado a su red de afectos.

El hombre que se la jugó por la paz, quería partir calladamente. Dejó instrucciones: “No quiero ningún tipo de ceremonia ni religiosa ni laica”. Read More »

Historias de locos bajitos (36), El Colombiano, nov. 7

mona lisaBurla burlando”, como en el soneto de Lope de Vega, van 36 entregas de este anecdotario que no tiene fin. Por eso siempre he pensado que un niño es como tener un Quevedo, un Borges o un Gabo en casa. Tienen la palabra estos fabricantes de felicidad en pocas palabras:

Lucienne, siete años, en París, al ver imágenes de la Mona Lisa por toda la ciudad:  ¿Quién es esa señora que está en todas partes? Ya me aburre, está hasta en la sopa.

Yo quiero soñar que seré un niño toda la vida (¿?)

Mami, ¿a dónde va el sol cuando se pone? (Niña en la película japonesa “Hacia la luz”).

Afanada, la madre lleva a su hijo de cuatro años adonde la pediatra pues  se quejaba de dolencias en todo el cuerpo. En presencia de la médica el chiquitín aclara: “No, doctora, yo no tengo nada… yo solo quería verla, ya estoy bien”. (Del libro Cien anécdotas de los pediatras colombianos). Read More »

Nacidos en noviembre: Don Antonio

pardo-300x200En el barrio Manrique de Medellín, el Vaticano del tango, no nace el que quiere sino el que puede. Allí nació (nov. 22 de 1934) el periodista Antonio Pardo García, a quien el Círculo de Periodistas de Bogotá, CPB, premió hace tiempos por su vida y obra periodísticas.
Don Antonio Yesid, toreado en varias epístolas, madrugó a conocer el abecedario del oficio. Ejerció el noble oficio de telegrafista en sus inicios. Recibía las noticias en clave de morse. Aprendió a leer, escribir y amar en puntos y rayas.
In illo tempore, la información llegaba en inglés y francés. El imberbe reportero trabajaba en El Correo, periódico liberal, de la capital paisa. Las noticias debían ser traducidas – e infladas- al español. Inflar cables, en su acepción de enriquecerlo, era todo un arte. Read More »

Propuesta para coronar una reina

reinado candidatasEn Colombia, país de reinas como la que se elige la noche del lunes en Cartagena, siempre es bueno mantener entre la manga algún discurso inútil. De pronto nos invitan a coronar a una de ellas. El siguiente es un “cuasisemiexbosquejo” de discurso:

Majestad:
Eres un sueño de tacón alto, una beldad de a puño, suspiro reprimido de santo. Estornudo de una manifestación de dioses.
Tu belleza no necesita energía eléctrica para ejercer. En tu cuerpo jamás se oculta el sol. Ni falta que hace la luz. Estás hecha contra los apagones de la estética.
Con tus colegas de cintura de avispa le has mejorado el currículo al mar que, como en el verso del suicida Lugones, “brama alrededor de tu cintura” por estos días novembrinos. Read More »

Dia de ereccciones, octubre 31

daniel y dianaEl domingo que ya pasó nos trajo tendidos de camas nuevos en gobernaciones, alcaldías, asambleas, concejos. Otros gallos vendrán a cantar al gallinero.

Ganaron muchos, incluidos los periódicos que publicaron avisos de página con esta leyenda: “El mejor candidato para unas buenas erecciones”. El insólito “candidato” era el Boston Medical Group encargado de levantarles el ánimo a quienes el ocaso los acosa del ombligo para abajo.

Ganaron los politólogos, esos bichos duchos en análisis que ven el gusano donde otros mortales no vemos la res.  Read More »