Home

Albricias desde LOCOmbia

Breve memoria de las llaves

borges llavesSon el “ábrete sésamo” de los mortales desde los egipcios, sus creadores.  En 1861, Linus Yale, padre, le puso papel carbón al invento egipcio. Más tarde, Linus, hijo, pirateó a papá, mejoró el cachivache y “habemus” llaves.

Las mujeres les adicionan arandelas para encontrarlas fácilmente en la babel del bolso. El varón domado también se da sus mañas para ubicarlas. Podemos dejar la ortografía, la moral, en casa, nunca las llaves.

¿Dónde están las “&%$#/&” llaves?, solemos indagar, salidos de la ropa. Cuando empezamos a olvidarlas, sospechamos en los recovecos del cerebro que empezó la callada visita del señor Alzheimer.

San Pedro, dueño de las llaves del agua y del cielo, es el indestronable patrón mundial de los cerrajeros. Si se le pierden las suyas, sobórnelo para que se las localice. O consulte al cerrajero del barrio, un ducho en abrir y cerrar intimidades.

O ponga un clasificado en la calle, como el que vi en el poste de un parque: “Se buscan llaves”, decía, sin más prosa. Solo figuraban adicionalmente dos teléfonos cuyos números habían sido borrados por aguaceros bíblicos recientes. Read More »

Gazapeado

Mario Rivero2Un amigo me aclara que Gonzaloarango no le migó al poeta Mario Rivero como escribí en reciente columna. Reproduzco su correo y mi respuesta:

¿De dónde sacaste que Gonzalo Arango le migó duro a Mario Rivero? Mario figuró en la primera antología del nadaísmo y hasta donde sé, Gonzalo siguió siendo amigo de Mario aun cuando se marginó de nosotros los nadaistas cuando estábamos gozando de un justo desprestigio que nos cerró los medios…. Un abrazo.

Mi respuesta:

Qué pena con los finados  Gonzalo y Mario en el Walhalla en que se encuentren. Me disculpo también con sus amigos vivos. Gracias por gazapearme  pues me permite hacer la aclaración pertinente a los seis lectores que me quedan. En reciprocidad te haré llegar una botella de algo a tu refugio cundinamarqués. Read More »

Visa USA; Manual para decirle no al Tio Sam

tío samAhora que al Tío Sam le ha dado por cancelarles la visa a varios magistrados que no siguen el libreto de Washington, vale recordar que hacer cola y protestar son dos de los grandes pasatiempos colombianos.

Aquí hay que hacer cola hasta para morir. Cómo será de jarto hacer cola que hay personas y empresas que se dedican a hacer cola por otros.

Les debe ir de maravilla, porque nada más deprimente que gastarse la vida detrás de una cola que no sea la de Tatiana de los Ríos.

En Japón – ¿dónde más? – inventaron una silla que hace cola por los nipones.

Protestamos porque la cola no se mueve, porque los empleados que atienden en la ventanilla son lentos, hablan con el vecino, se enamoran, toman tinto, almuerzan, pagan arriendo, guasapean. ¿Cómo se les ocurre hacer prosaico pipí en horas de oficina? Read More »

Jorge fue Barón domado

jorge barón 1De humilde pero altiva cama-cuna tolimense, el infatigable empresario y presentador de televisión Jorge Barón arrancó desde abajo. Sin padrinos, sin lazarillos, sin cirineos, pero con hartas ganas de salir adelante en la vida como dice las mamás. Desde el frío sótano de los n.n. se trepó al hall de la fama.

Originalmente se dejó apellidar Varón pero discrepancias con su taita lo llevaron a cambiar la v corta por la b larga. Luego lamentaría no haberle dicho a su padre en vida cuánto lo quería.

Nunca le dejó nada al azar. Ni a la suerte. El éxito no fue un amor a primera vista. Tampoco ha sido fruto de una mojada acalorado. Ha camellado, camellado y camellado.

Jorge Eliécer Varón Ortiz, su gracia original completa, empezó como transmisorista, control y locutor en emisoras de pedal en su Ibagué natal. Read More »

Muchachas de mayo del 68

elkin automáticoMientras en el Paris de mayo del 68  se desataba una revolución sin nombre, sin líderes, sin programas pero con flores y maracachafa, muy jipi, en resumen, en la Escuela de Periodismo de la Universidad de Antioquia (hoy Facultad de Comunicaciones), hombres y  mujeres armábamos nuestro propio despelote.

Ellas estrenaban independencia y empezaban a salir a la calle sin chaperones. Los varones domados buscábamos exprimirle el tuétano a la vida. Todos aspirábamos a un espacio bajo el sol.

Muchas pasaron del uniforme por debajo de la rodilla en el colegio a usar minifalda, fumar en la cafetería, tomar tinto y  gritar: “Somos los estudiantes, que vamos a tumbar, a toda la policía y a Vélez Escobar”. Read More »

Deshaciendo pasos, Manrique (1)

selfi iglesia manriqueCualquier domingo, estos pies me llevaron hasta la imponente iglesia del Señor de las Misericordias, en Manrique, el vaticano del tango donde todos los días es 24 de junio, día que murió Gardel.

El barrio lleva el nombre del médico que le dibujó al poeta Silva el sitio donde suele hospedarse el corazón. Allí se disparó uno de sus nocturnos.

A Manrique llegamos en los años cincuenta cuando nos echaron del terruño.

Antes de la Misa de once, para estar a tono con el tango aquel, que no falte el aperitivo teológico con el nombre de empanadas que tienen más carne un policía acostado. “Pero hacen volver”, dicen quienes las preparan.

En la homilía con aire de tango, el elocuente padre Milton invitó a dejarse guasapear de Dios en vez de perder el tiempo  mirando el celular. También sugirió apreciar las virtudes, no los defectos del prójimo.

De niños, salíamos a la calle 45 a ver pasar un asombro llamado tranvía y a mirar la iglesia.  Medellín nos entró por Manrique, donde vivía la tía Aura. En su casa me asilé cuando salí apto para el ejército. Read More »

El dia que el pais fue paisa

copa dosHace treinta años, la noche que el Nacional ganó en Bogotá la primera copa Libertadores de América derrotando al  Olimpia, del Paraguay, “el país fue paisa”, proclamó Cristina Toro, la frágil actriz del grupo Águila Descalza, en la celebración etílica que siguió a la salida del estadio El Campín.

Carlos Mario Aguirre, su llave en el Águila Descalza, puso a su personaje, Jesusita Duque, a llamar por teléfono a Medellín a averiguar cómo estaba la parranda. “¿Cómo, querida? Que en la 70 no cabe un cristiano? ¡Bruta! Esperá un momentito que está pasando un avión”.

La consigna era:”¡A beber, paisas, a beber!” No hubo un solo desobediente.

El dueto de ilustres descalzos le subió estrellas a la celebración y de la calle 57, donde celebraba el proletariado, siguieron al hotel Hilton a brindar con el Nacional la victoria que convirtió la alegría en histórica histeria. Read More »

Diez años sin Mario Rivero; de la poesía a Marta Pintuco

riveroHace diez años el poeta Mario Rivero le dijo a su mujer: “Blanca, tú eres un ángel”. Y colgó la lira.

Blanca Panesso, de gran cultura y exquisitos modales, perteneció a la cuerda de las poetas Matilde Espinosa y Marujita Vieira quien la consideró una “de las mujeres más bellas e inteligentes de nuestro tiempo, esposa, eterna comprensiva, amiga fiel de un personaje múltiple, huracanado, que hizo de la poesía un espectáculo de luces y sonoridades”.

Rivero murió el mismo día, 11 de abril, que sus amigos el pintor Alejandro Obregón y el escritor Héctor Rojas Herazo. 

El otro yo de Mario Cataño Restrepo como lo bautizaron, nació en Envigado el 24 de mayo de 1935, año en que Gardel abandonaba la pasarela-vida en el aeropuerto Olaya Herrera.

A lo mejor en esa fúnebre coincidencia está su devoción  por el tango. El Rivero fue un guiño a su admirado cantante Edmundo Rivero.
Al epitafio de Rivero solo le faltaba el mármol: “Morir es pasar a habitar otra estrella. Lo que me fue prestado lo devuelvo”.   A su pupilo aventajado, el poeta y gestor cultural  Federico Díaz-Granados, le confesó la víspera de su partida: “Ay, mijito, no nos queda sino Dios y el asco”.
Read More »

Preguntas que nunca se hicieron

Como en Aguadas hacen sombreros y dos y dos son cuatro, veamos algunas de las preguntas que le haría a muchos personajes que no tuvieron prensa ni wasap:

IMG_2312- Jesús de Nazareth: ¿Qué grafito escribió en el suelo la vez que los escribas y fariseos le llevaron a la mujer adúltera?

– En qué facultad de comunicación estudió usted, Moisés, que fue capaz de hacer un encabezado o párrafo de entrada tan certero como el del  Génesis: “En el principio creó Dios el cielo y la tierra”?

– Mr. Newton: ¿Qué habría hecho usted si la manzana que le permitió redondear la ley de la gravedad, de la que ya tenía sospechas, en vez de caer de para abajo, cae de para arriba?

– Monsieur Napoleón: ¿En qué guerra le robaron la cartera que  después no sacaba la mano del interior de la chaqueta para evitar un segundo Waterloo? Read More »